Françoise, paciente del Centro de Hidroterapia de Avène para el tratamiento postcáncer
La piel de cada persona tiene su propia historia

La piel de cada persona tiene su propia historia

Françoise, paciente del Centro de Hidroterapia de Avène para el tratamiento postcáncer

Françoise, paciente del Centro de Hidroterapia de Avène para el tratamiento postcáncer

Ya sea como paciente, o como acompañante, han seguido unas pautas y han disfrutado de las virtudes del Agua termal de Avène, así como de los consejos de los equipos de expertos del Centro de Hidroterapia de Avène. Descubre el testimonio de Françoise. Su primer tratamiento termal tras el cáncer fue un momento de alivio.

¿Cómo descubrió el tratamiento postcáncer del Centro de Hidroterapia de Avène? 

Todo empezó con una mesa redonda sobre tratamientos termales organizada por la Maison Rose de Burdeos, un lugar dedicado a las mujeres afectadas por el cáncer. Cuando escuché los testimonios, los relatos sobre tratamientos que eran física y psicológicamente curativos, supe que tendría que probarlo al final de mis tratamientos. La descripción de los paisajes de los alrededores de Avène, y de la zona del Piedmont, acabó por convencerme. Y para alguien a quien le gusta caminar, no me decepcionó.

¿Qué te pareció el tratamiento termal en Avène?

Un momento de alivio. Vine sin saber realmente cómo me iba a funcionar el tratamiento postcáncer porque no tengo problemas cutáneos graves. Desde que me sometí a la quimioterapia y a la mastectomía, he sufrido especialmente con el cuero cabelludo sensible y una sensación de pesadez en el brazo y de hormigueo en la mano del lado operado. Descubrí los programas de tratamiento totalmente personalizados que me prescribió mi médico. Las duchas de agua termal masajeaban los tejidos internos afectados, los baños me relajaban y me hacían sentir bien. También disfruté de sesiones de masaje y clases de gimnasia con un fisioterapeuta. Y en cuanto a mi frágil cuero cabelludo, también compré un producto de cuidado específico para llevármelo a casa. Al cabo de una semana, ya veía una clara mejoría.

AV_post-cancer-treatment-patient_lifestyle 1638x722

Y tres semanas después de esta terapia termal, ¿cómo te sientes?

Pude desconectar por completo. Pude relacionarme con otras personas que se optan por el tratamiento postcáncer. Significó mucho para mí. Tengo el cuero cabelludo menos seco y siento el brazo mucho menos entumecido, más ligero. Espero que los efectos beneficiosos continúen en casa, sé que los efectos de los tratamientos pueden durar. Pero volveré el año que viene, seguro. Ya me he puesto en contacto con el propietario de una casa rural para reservarla.

AV_post-cancer-treatment-patient_care 473x473
AV_instit-village-drone-view-hd 472x472

 

Un lugar: el paseo peatonal que va del balneario a la localidad de Avène

Un tratamiento: el masaje fisioterapéutico

Un descubrimiento: el restaurante Auberge de Madale de la región (o los pequeños productores locales y ecológicos de la región)

 

Algo más de información

¿Por qué puede ser beneficiosa la terapia termal después de someterse a un tratamiento oncológico?

Además de la propia cirugía, o incluso la reconstrucción mamaria, que puede dejar cicatrices antiestéticas o dolorosas, los tratamientos oncológicos (radioterapia, quimioterapia convencional y/o nuevas terapias específicas) pueden tener efectos secundarios en la piel: sequedad cutánea, lesiones, radiodermitis, etc. La terapia termal puede ser beneficiosa para restablecer el confort y la salud de la piel.

Volver al principio