Cuidado corporal

Cuidado corporal

¡Cuidar tu cuerpo también significa cuidar tu piel! Nuestros productos dermocosméticos de cuidado corporal hidratan y nutren la piel para un momento de relajación. Regala a tu piel un momento inolvidable, un momento de placer.

Filtrar los productos
Filtrar los productos

7 resultados

MÁS INFORMACIÓN
MÁS INFORMACIÓN

¿Por qué es importante cuidar el cuerpo y la piel?

La piel es una importante barrera protectora del cuerpo contra las agresiones externas (viento, temperaturas extremas, contaminación, etc.). Cualquier alteración de su equilibrio puede afectar a la salud del organismo.

Algunas zonas pueden tener necesidades especiales, ya que la estructura de la piel varía según la parte del cuerpo. Por ejemplo, las manos, los pies y el abdomen tienen una textura distinta.

El lavado diario permite:

  • Eliminar de la piel el polvo y la suciedad, que pueden causar problemas cutáneos.
  • Eliminar el sudor y el desagradable olor corporal.
  • Limitar el riesgo de propagación de gérmenes y contaminación, incluso mediante una buena higiene de manos.
  • Refréscate, recupera energías y relájate.

En segundo lugar, los productos para el cuidado del cuerpo ayudan a:

  • Mantener la piel sana, por ejemplo, evitando molestias como la piel "escamosa", las zonas ásperas localizadas o la pérdida de firmeza.
  • Retrasar el envejecimiento de la piel.
  • Bienestar físico y mental.

¿Cómo cuidar la piel?

Para conseguir una piel suave y flexible durante mucho tiempo, recomendamos esta rutina de cuidado corporal.

Cuidado de la piel en la ducha

El agua por sí sola no es suficiente para lavar el cuerpo. Las impurezas deben eliminarse con un producto para la ducha, como una barra dermatológica o cualquier otro gel de ducha que sea delicado con la piel sensible. Así se evita el riesgo de sequedad y la tirantez que provocan los jabones convencionales.

Para evitar estos riesgos, también debes asegurarte de no aclarar la piel con agua demasiado caliente. Esta deteriora la película hidrolipídica, una capa grasa que protege la piel del medio ambiente.

Además, se recomienda ducharse en lugar de bañarse para limitar el tiempo de contacto con el agua del grifo, con un contenido de cal que reseca la piel y cloro que irrita la epidermis.

Por último, sécate suavemente dando toques con la toalla en lugar de frotar enérgicamente.

Exfoliación semanal

Una o dos veces por semana, usa un exfoliante corporal para eliminar la piel muerta y las impurezas. Así, la piel se beneficiará aún más de las propiedades del hidratante corporal.

Cuidado corporal hidratante

Hidratar la piel del cuerpo todos los días y especialmente después de la exfoliación, ayuda a mantener la película hidrolipídica de la epidermis compuesta por agua y grasa. Avène ha formulado para ti cremas corporales hidratantes y también una gama especialmente adaptada para las , una zona del cuerpo sobreexpuesta.

Estos productos de cuidado te ayudarán a mantener la piel brillante, protegerla, prevenir la sequedad y retrasar el envejecimiento de la piel.

Protección solar

Protegerte del sol es esencial para mantener la piel joven y sana. Descubre nuestros productos de protección solar adaptados a los diferentes tonos de piel y sensibilidades. Una aplicación más frecuente en zonas del cuerpo especialmente expuestas, como el pecho, las manos y los brazos, puede prevenir y limitar la aparición de las manchas de la edad.

También hay que procurar permanecer a la sombra durante las horas de mayor exposición, normalmente entre las 12:00 y las 15:00.

Protección invernal

En invierno, asegúrate de cubrirte con ropa de abrigo para proteger tu cuerpo del enrojecimiento, la tirantez y el picor asociados a las intensas variaciones térmicas.

El aire seco de los hogares debido a la calefacción es también la principal causa de la sequedad de la piel en invierno. Por lo tanto, tiene sentido recurrir a productos de cuidado corporal más ricos, que contengan crema fría, para hidratar y proteger la piel frente a los elementos.

¿Qué producto elegir para cada tipo de piel?

La textura de los productos para el cuidado corporal varía en función del tipo de piel y sus problemas específicos.

  • Las pieles secas y muy secas, tirantes y que se descaman en mayor o menor medida, requieren una hidratación intensa unida a una dosis de nutrición. La crema de ducha, las leches y los bálsamos nutritivos de la gama TriXera Nutrition aportarán a este tipo de pieles todos los lípidos que necesitan.
  • Las pieles sensibles encontrarán suavidad y confort en los productos de cuidado corporal de la gama Cuerpo.
  • Los productos Cicalfate, en forma de sprays, geles y cremas, reparan las capas superficiales de la piel irritada.
  • ¿Tienes eccema corporal y experimentas picores? La gama Xeracalm A.D te proporciona alivio y nutrición con el Aceite limpiador, la barra dermatológica, la Crema y Bálsamo limpiador así como el Concentrado calmante.

La temperatura también puede influir en la elección del producto corporal. Elige productos de cuidado corporal de textura rica, como los bálsamos, cuando haga frío; y de texturas ligeras en verano, como lociones o cremas que se absorben más rápidamente en la piel.

Volver al principio