Cuidado para zonas sensibles

Cuidado para zonas sensibles

Cuidado para zonas sensibles

1 resultado

MÁS INFORMACIÓN
MÁS INFORMACIÓN

Problemas de la piel del bebé: cómo reconocerlos y tratarlos

Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal se manifiesta como un incómodo enrojecimiento en el culito del bebé. A veces aparecen pequeñas manchas.

Esta dermatitis en el culito está causada por la orina y las heces, ya sea porque han permanecido demasiado tiempo en el pañal o por su acidez. Esto ocurre debido a la diarrea o a las heces blandas asociadas a la dentición.

Para aliviar las irritaciones, Cicalfate+ Crema protectora reparadora es ideal para reparar, purificar y aliviar la piel del bebé. Dejar que el culito de tu bebé respire sin pañal durante unos diez minutos varias veces al día también ayudará a la piel de tu bebé a curarse y recuperar su suavidad.Puedes aprovechar este tiempo para aliviarla aún más con el Spray Agua termal.

Si la piel de tu bebé es propensa a la maceración, deja de aplicar la crema y recurre a Cicalfate Spray reparador absorbente.

Eccema

El eccema del bebé, también denominado dermatitis atópica, es una enfermedad inflamatoria de la piel que se produce en un entorno propenso a las alergias: la atopia. Afecta a más de uno de cada diez bebés.

Los síntomas son una piel seca, con zonas enrojecidas y picor en los brotes de eccema. Las mejillas, los brazos y las manos son las partes afectadas en los primeros meses de vida del bebé. Después de un año, el eccema se concentra más en los pliegues de la piel.

Las causas suelen ser genéticas, aunque ciertos factores dietéticos y ambientales pueden favorecer su aparición.

El eccema del bebé requiere la consulta con un pediatra o dermatólogo para asegurar un tratamiento adecuado. Una rutina de cuidado de la piel sin perfume basada en emolientes aumenta entonces la eficacia del tratamiento prescrito.

Nuestros laboratorios han diseñado la gama Xeracalm A.D para restaurar la función de barrera de la piel del bebé y calmar los picores. La crema o el bálsamo debe aplicarse una o dos veces al día como medida preventiva para proteger y nutrir la piel, mientras que el aceite limpiador o la barra limpiadora ultrarrica limpia la piel del bebé durante el baño. Esto debe hacerse con agua entre 32 °C y 35 °C y no debe durar más de diez minutos. Descubre más consejos para la higiene diaria de tu bebé.

Intertrigo: ¿qué usar en el cuello del bebé?

Es posible que tu pequeño tenga intertrigo si se observa un enrojecimiento en los pliegues del cuello, así como en la ingle, los muslos o cualquier zona en la que entren en contacto dos superficies de la piel. Esta irritación en el cuello de tu bebé se debe, de hecho, al roce de dos zonas sensibles de la piel. Puede intensificarse en un ambiente cálido y húmedo.

Esta afección de la piel inofensiva de los recién nacidos también se conoce como dermatitis de los pliegues cutáneos y afecta principalmente a los menores de un año.

Algunas buenas prácticas para acabar con este problema de la piel en los bebés:

  • Deja que esta parte del cuerpo respire libremente en la medida de lo posible.
  • Lava las zonas sensibles con un limpiador suave y sin perfume para bebés para prevenir infecciones y alergias.
  • Seca al bebé dando toquecitos con la toalla en lugar de frotar.
  • Calma al bebé con el Spray Agua termal.
  • Ayuda a reparar los cuellos irritados con Cicalfate+ Crema protectora reparadora.
  • No cubras a tu bebé con demasiada ropa, especialmente por la noche.
Volver al principio