Productos de cuidado

Productos de cuidado

¿Con qué lavar al bebé? La hora del baño del bebé es un momento de unión y dulzura. Tienes que elegir un producto de limpieza para bebés que cumpla con una carta de calidad y tolerancia muy exigente para lavar al bebé con suavidad.

1 resultado

MÁS INFORMACIÓN
MÁS INFORMACIÓN

¿Qué productos de aseo para bebés elegir?

Para proteger la frágil piel de tu bebé, confecciona tu set de aseo con productos hipoalergénicos, sin perfume ni parabenos, para proteger a tu pequeño de las alergias y los daños en la piel. Elige limpiadores para bebés sin jabón para no resecar su piel.

La elección de cualquier otro producto para el cuidado del bebé depende pues del tipo de piel del bebé y su nivel de sensibilidad. Para responder a los problemas cutáneos más comunes en bebés y adultos, nuestros laboratorios han diseñado limpiadores específicos para toda la familia:

  • La Barra limpiadora Cold Cream para rostro y cuerpo restaura la película hidrolipídica de la piel sensible del bebé y evita que la piel se reseque debido al agua dura o las frías temperaturas invernales.
  • Si el bebé tiene la piel seca, TriXera NUTRITION Gel/Loción limpiador/a nutri-fluido/a o Crema de ducha aportará los lípidos y la hidratación necesarios para restaurar la barrera cutánea.
  • Xeracalm A.D Pastilla limpiadora ultrarrica o Aceite limpiador  aliviará los eccemas y picores de los bebés.

Para cualquier erupción cutánea, tu bebé agradecerá las propiedades calmantes de nuestro Spray Agua termal.

Por último, pueden ser útiles algunos accesorios de baño y limpieza, como compresas, discos de algodón, franelas, toallas y una capa de baño.

¿Cómo mantener limpio al bebé?

Para prevenir las irritaciones de la piel de los bebés, como la dermatitis del pañalo el eccema en los pliegues de la piel , hay que limpiar cuidadosamente al bebé todos los días.

¿Cómo cambiar el pañal del bebé?

Antes de cambiar el pañal del bebé, lávate las manos con un limpiador y prepara el cambiador con los artículos de aseo del bebé para no tener que apartar la vista de él.

Coloca al bebé sobre una toalla limpia y quítale el pañal con cuidado. Pon agua o leche limpiadora en un algodón y limpia suavemente los pliegues de la ingle, levantando al bebé por los pies. Aclara y calma su piel con el Spray Agua termal. Sécalo dando suaves toques con una toalla. Si el bebé tiene la piel seca, cálmala con una crema hidratante para bebés . Si su culito está irritado, Cicalfate+ Crema protectora reparadora calmará la inflamación y pondrá una sonrisa en su cara.

Limpiar el rostro del bebé

  • Empapa un disco de algodón, en lugar de una franela, con el Spray Agua termal y pásalo sin enjuagar por la frente, las mejillas y alrededor de la boca.
  • Pon unas gotas de solución salina en una compresa estéril y pásala alrededor de los ojos.
  • Utiliza el Spray Agua termal en una compresa para limpiar el oído externo y detrás de las orejas. Evita en lo posible el uso de bastoncillos de algodón.
  • Para la nariz, enrolla pequeños trozos de algodón empapados con solución salina y limpia la base de las fosas nasales.

¿Cómo bañar al bebé?

Para que el baño del bebé siga siendo un momento de estimulación y vinculación, asegúrate de sujetar su cabeza deslizando por debajo tu antebrazo y agarrando una de sus axilas.

Lava el cuerpo y el pelo del bebé con limpiadores muy suaves en agua a 37 °C, o entre 32 °C y 34 °C si tiene la piel muy seca o con eccema. Si no lo han quitado en el hospital, utiliza un paño limpio o una compresa para limpiar el cordón umbilical en lugar del ombligo. Asegúrate de secar esta zona del cuerpo, así como todos los pliegues de la piel del bebé. Sin esto, existe el riesgo de que se produzcan erupciones y rojeces.

No es necesario bañar al bebé todos los días: dos o tres veces por semana pueden ser suficientes, además de limpiar las zonas sensibles a diario.

Volver al principio